SUPLEMENTOS NATURALES

Hay 3 factores básicos que influyen en la mejora del rendimiento deportivo:  entrenamiento, recuperación y  alimentación.

Son totalmente complementarios. Sin un buen entrenamiento no puede haber mejora, pero para poder llevar a cabo y asimilar ese entrenamiento hay que descansar y alimentarse de manera adecuada.

En ocasiones, dado el ritmo de vida estresante al que nos vemos sometidos, ni la alimentación ni el descanso son los más adecuados, y cualquier ayuda extra es bienvenida. Aquí es donde la suplementación natural nos puede aportar ese plus que puede marcar la diferencia.

Estas son algunas de las plantas que nos pueden ayudar a mejorar nuestros niveles energéticos, sistema inmune, calidad del sueño, calmar los nervios y la ansiedad, reducir el dolor y la inflamación, reducir el catabolismo muscular, luchar frente a los radicales libres…

suplementosnaturales

  • GINSENG: previene la fatiga y aumenta el aporte de oxígeno.
  • ELEUTEROCOCO: mejora la resistencia y disminuye el ácido láctico
  • EQUINACEA: “antibiótico natural”
  • TOMILLO: expectorante y antiséptica
  • PROPÓLEO: antiséptico, cicatrizante, antiinflamatorio
  • PROBIÓTICOS: refuerzan el sistema digestivo
  • HONGO CORIOLUS VERSICOLOR: mantiene alerta el sistema inmune
  • LACTOFERRINA: estimula la inmunidad
  • ALGA SPIRULINA: antioxidante y regenerante
  • VALERIANA: sedante y calmante
  • PASIFLORA: antiespasmódica y relajante muscular
  • ESPINO BLANCO: sedante
  • LAVANDA: sedante
  • LECITINA DE SOJA: relaja los nervios
  • EXTRACTO DE : disminuye el estrés y la ansiedad
  • COLA DE CABALLO: remineralizante
  • ORTIGA VERDE: reconstituyente y depurativa
  • ALFALFA: favorece la recuperación muscular y es alcalinizante
  • HARPAGOCITO,EL SAUCE, LA ULMARIA:antiinflamatorias y analgésicas
  • ÁRNICA y ROMERO: antiinflmatorio local (uso externo)
  • ALHOLVA: alto valor energético
  • ZARZAPARRILLA: aumenta la testosterona, favoreciendo la síntesis proteica
  • EL ROMERO: antioxidante
  • EL RESVERATROL: antioxidante
  • GROSELLERO NEGRO Y ARÁNDANO: antioxidante
  • TÉ VERDE: antioxidante
  • CALÉNDULA: hidratante y cicatrizante (uso externo)
  • LLANTÉN: cicatrizante y antibacteriana (uso externo)